¿Que te cubre un seguro de vida?

La garantía básica y principal que tiene que tener un seguro de vida es el fallecimiento por cualquier causa, es decir, ya sea producido por cualquier tipo de accidente, enfermedad o causa natural.

¿Que te cubre un seguro de vida?

Una de las cuestiones más importante es saber y tener muy claro que te cubre un seguro de vida, la garantía básica y principal que tiene que tener un seguro de vida es el fallecimiento por cualquier causa, es decir, ya sea producido por cualquier tipo de accidente, enfermedad o causa natural. En definitiva cubre un riesgo que inevitablemente acabará ocurriendo, dado que si hay algo seguro en nuestra vida, es que en algún momento dejaremos de estar aquí.

Por todo ello, se considera una ayuda importante para las personas que quieren dejar cubiertas las necesidades de su familia u otros beneficiarios si ese momento llega antes de lo previsto.

Los riesgos cubiertos por un seguro de vida se pueden separar en dos tipos:

- Cobertura básica o principal: es el fallecimiento del asegurado por cualquier causa.

- Coberturas adicionales: como es la invalidez absoluta y permanente, la incapacidad profesional, garantía de doble capital al contratado si el fallecimiento se produce por accidente de cualquier tipo, o el triple capital al contratado si es por un accidente de circulación, ya sea como conductor, acompañante o peatón. También existe la opción de capitales adicionales en caso de diagnóstico de enfermedad grave.

De esta forma, los seguros de vida puede tener una estructura o composición muy variada dependiendo de las garantías adicionales que incluyamos, por eso a la hora de contratar un seguro de vida invitamos a la persona a reflexionar sobre lo que realmente necesita él, su familia o personas queridas, y por supuesto recomendamos comparar seguros de vida, para así configurarlo bajo nuestras necesidades y presupuesto.

Para obtener la cobertura adecuada a parte de los datos fundamentales de la edad y fecha de nacimiento para calcular un seguro de vida, a la hora de contratarlo hay que tener en cuenta 3 aspectos importes:

  • Si se practica algún deporte de riesgo.
  • Se ejerce alguna profesión de riesgo.
  • El estado de salud del asegurado.

En éste caso para tener la cobertura total, a la hora de contratar éste tipo de seguros hay que contestar con veracidad sobre éstos aspectos para no encontrarnos sorpresas.

Una póliza de seguro de vida no tiene que tener lo que se suele llamar “letra pequeña”, lo que si puede tener son exclusiones, es decir lo que no tienes cubierto en póliza, lo cual hay que tener muy claro. Por lo general, las compañías especialistas especifican muy bien lo que te cubre un seguro de vida y limita las exclusiones generales a las siguientes:

  • Suicidio durante el primer año.
  • Los daños por hechos derivados de actos delictivos cometidos por el asegurado. En caso de conflicto armado y catástrofes naturales (en éste último hay supuestos que se hace cargo el consorcio de compensación de seguros).
  • La compañía aseguradora no cubre las consecuencias de accidente o enfermedades ocasionadas con anterioridad a la fecha de entrada en vigor del seguro y no declarados por el asegurado al contratar la póliza.
  • Sucesos que puedan ocurrir por descensos en paracaídas no exigidos por la situación del aparato. Radiación nuclear y viajes de exploración.

También podemos encontrar alguna aseguradora que no incluya exclusiones para el fallecimiento, valdría con realizar la suscripción adecuada y que el asegurado tenga perfecto conocimiento de las garantías.

En este caso, recomendamos comparar seguros de vida y asesorarse, puede contactar con nosotros en ibervida@ibervida.es o llamar al 91 489 30 81.

¿Para qué sirve un seguro de vida?

Un seguro de vida sirve de garantía para proteger económicamente a las personas que más te importen en caso de tu fallecimiento, o a ti mismo en caso de invalidez total y permanente. No obstante, no todos sabemos para qué vale contratar un seguro de vida.

Más Información

¿Qué es un seguro de vida?

El seguro de vida lo vemos como una herramienta de protección, que consiste en el pago de un capital por parte de la aseguradora a aquellos beneficiarios indicados en la póliza, ya sea por fallecimiento o invalidez por cualquier causa del asegurado, lo cual ayudará a suplir la falta de ingresos que puede producir ésta nueva situación.

Más Información